http://www.mundomaritimo.cl – En US$672 millones cifran el monto que la compañía española Sacyr podría recuperar por las reclamaciones presentadas por el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) – consorcio que conforma junto a la italiana Impregilo y la belga Jan de Nul y Cusa – con motivo de los sobrecostos en las obras del paso interoceánico.

El número corresponde al porcentaje del 41% que el grupo español tiene en GUPC y se desprende de un peritaje realizado por la firma DLF Associates el pasado mes de febrero, publicó La Expansión.

Según un experto de DFL, GUPC podría recuperar hasta US$1.953 millones, el 49% del total de reclamaciones presentadas hasta diciembre de 2016, que ascienden a US$3.953 millones.

El consorcio internacional que realizó los trabajos de ampliación del canal ya ha cobrado sobrecostes por US$337 millones, por lo que le faltarían US$1.616 millones, de los cuales a Sacyr le corresponde el 41%.

Por su parte, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) reclama la devolución de los anticipos realizados al GUPC por valor de US$868 millones, mientras que el consorcio alega que se acelere la resolución de discrepancias en el Dispute Adjudication Board (DAB).

Entre las principales diferencias suscitadas y que hoy está en arbitraje destacan los sobrecostes en las compuertas por valor de US$355 millones y una reclamación de casi US$1.600 millones por varias incidencias en el proceso de construcción.

Garantías

Otra arista del conflicto entre GUPC y ACP son las garantías corporativas. Sacyr tiene depositadas garantías y avales por un valor de US$568 millones.

A comienzos de este año, Sacyr y sus socios en GUPC tenían dificultades para renovarlas sobre los anticipos porque una parte de la banca local rechazaba seguir participando en el proyecto. En concreto, Banistmo y Scotia no querían renovar el fronting de las garantías (aseguramiento de garantías en el exterior) por valor de US$ 300 millones, presionados por la autoridad del canal,  su mayor cliente en el país.

ACP, por su parte, acudió a la Alta Corte de Londres para reclamar los US$300 millones por la no renovación de las garantías corporativas. GUPC pidió a la Corte de Arbitraje de Miami que adopte medidas cautelares contra la ofensiva de la autoridad panameña.

Vea la noticia original aquí

Start typing and press Enter to search