• Esta es una parte del artículo de: Ana Belén Ehuletche para La Nación

    Desde que el Covid-19 se desató en Wuhan, China, entre finales de 2019 e inicios del 2020, el comercio se ha ido reduciendo tanto por restricciones en la demanda, como en la oferta. En un clima de profunda incertidumbre los principales actores del comercio exterior se esfuerzan por continuar con la actividad. No es fácil. La Organización Mundial del Comercio (OMC) estima que la actividad caerá hasta un 32% en 2020, lo que llevaría a una caída del PBI global de hasta el 8,8% y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) proyecta que con la pandemia se destruirán 195 millones de puestos de trabajo en todo el mundo durante el segundo trimestre.

    Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial advierten que una «recesión inminente» podría superar a la que se produjo tras la pasada crisis financiera. Parecería entonces que ya nada será igual. ¿Cuáles son los cambios que se vienen en materia de comercio exterior?

    1 Reformas en el régimen de comercio internacional. «El comercio exterior ha sido a nivel global una de las principales víctimas del Covid-19», plantea Franco Bartolacci, Rector de la Universidad Nacional de Rosario.

    2 Sectores más y menos castigados. Carlos Alonso, director de la Licenciatura en Comercio Exterior de la Universidad de Belgrano destaca que «una crisis sanitaria tiene un origen que sienta diferencias en cuanto a las respuestas de los gobiernos y los mercados», pero se identifica con la crisis financiera, en la caída en los niveles de producción y comercio globales por la recesión que «ya se refleja en la economía planetaria».

    3 Incertidumbre. Por su parte Carlos Guastavino, titular de Decisiones de Inversión en la UCES, destaca que «la Argentina tiene otra pandemia, la económico-financiera, ya que deberá usar múltiples recursos ficticios hoy que mañana impactaran en devaluaciones, menores fuentes de trabajo, empobrecimiento de su población y mayor analfabetismo.

    4 Comercio mundial más cerrado. Alejandra Gersicich, directora de la Licenciatura en Comercio Exterior en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), describe que el mundo antes del Covid-19 ya se encontraba en un proceso de cambios tecnológicos, masivas formas de comunicación, advenimiento de actores globales que resultaban y resultarán claves en las relaciones internacionales.

    5 Nuevos modelos de negocios. los docentes, que mantienen rigurosamente el dictado de sus clases en las distintas casas de altos estudios del país saben que, en el contexto actual, el reto va mucho más allá de pasar del salón de clases al aula virtual.

    6 Perfil de los profesionales. «Debemos tener claro que, en el contexto local, las empresas argentinas estarán por un buen tiempo enfocadas en lo urgente. Esto es lidiar con el pago de sueldos e impuestos entre otros problemas, por consecuencia la proyección del comercio exterior deberá redirigirse y en esto será clave la política comercial a implementar por parte del Estado», advierte Gersicich.

    7 Más actividades virtuales y más monedas digitales. en tanto Gustavo Girado, director de posgrado sobre China en la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) considera que «las actividades virtuales cobrarán empuje y visibilidad, por lo tanto, los servicios que requieran 5G y eventualmente mucho uso de la nube y de IoT, posiblemente tengan vectores de desarrollo más veloces».

    8 Capacidad de reacción y adaptabilidad. Para Ignacio Sánchez Chiappe, director de la Escuela de Negocios, Supply Chain Management y Logística (IEEC), «la historia reciente de la Argentina y el mundo les han proporcionado a los profesionales del comercio exterior una amplia experiencia en la gestión de situaciones complejas y, aunque ninguna ha sido de la envergadura del problema al que nos enfrentamos, los más jóvenes deberán aprovecharla y complementarse».

    9 Networking y productividad. Di Nardo asegura que los profesionales deberán estar muy bien informados sobre la actualidad y conectados con una amplia red de networking.

    10 El lugar de China y el reacomodamiento global. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) estima que el coronavirus ocasionó pérdidas por 50.000 millones de dólares a la economía mundial.

    Consulte y lea el artículo completo y original en: www.lanacion.com.ar

    X